Blogia
Una Bitácora de Jomra

“Triunfo de Apple sobre los bloggers”

Es el titular de una noticia que es más bien “sensacionalista”, bueno, por favor, lean la noticia y luego continúen con este mensaje... ¿Ya? Bien, continuemos con el mensaje...

La noticia parte de un triunfo sobre una compañía que afectaría a todos los bitacoreros, por el tenor del título y del subtítulo de la misma, sobre todo cuando cerca al final de la misma noticia se reconoce que el juez no se metió en esos berenjenales y dijo que en todo caso los derechos de los periodistas no son absolutos. Incluso se puede considerar que tangencialmente les está considerando periodistas pero que en este caso el derecho mentado de secreto de las fuentes.

Otra cosa es que no entienden que una cosa es el derecho (libertad) de expresión y otra totalmente distinta es el derecho de información, uno de estos días pondré algo.

Otra cosa que hecho en falta en el artículo citado es que no se habla de cual fue la información dada por esos tres “bloggers” a los que se pedía que dijesen sus fuentes para que la empresa represalie a los “robadores de información”, está claro que existe una protección del secreto empresarial, que tampoco alcanza a todas las informaciones internas de una empresa, hay una diferencia abismal entre declarar de forma pública el contenido de circulares internas sobre medidas dadas a toda una categoría que publicar la estrategia comercial que los administradores han decidido a puerta cerrada pero que alguien puso una “escucha” y luego publica esa información, y que puede afectar a la actitud de los otros competidores y hundir a una empresa mediante el descubrimiento de ese secreto... así que faltaría saber qué información fue publicada y como fue obtenida, esto último es harto importante para considerar el caso.

Y por último, esto no sienta precedente alguno ni vincula más allá de los tribunales californianos, y jamás podría tomarse una decisión en los países latinos basados en lo que dicen los gringos, porque no cuadra con el sistema de Derecho; y porque lo que decidan los gringos no nos influye realmente.

Hay que ver caso por caso y hay que distinguir realmente cuando estamos ante un caso de información, cuando ante la libertad de expresión, cuando hay una información ilegalmente obtenida, cuando se puede romper el derecho de secreto de las fuentes y cuando no;y claro, cuando estamos ante un secreto de empresa y cuando no, que también es relevante para todo lo anterior. No podemos coger una resolución, no entenderla y generalizarla, eso es una estupidez.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres