Blogia
Una Bitácora de Jomra

“Me casé con sus papeles”

Es un comentario sobre una noticia, aparecida en el Diario El País(de España)el domingo 28 de septiembre del 2003 (ya sé que no es una noticia muy actual que digamos, pero sirve como base a una opinión sobre un problema, no como fondo de análisis), apareció en la sección de Sociedad de dicho diario... Creo que ESTE es el enlace para la noticia en El País, pero sólo está habilitado para los subscriptores del diario... (de todas formas, no se necesita leer el artículo de periódico para entender mi mensaje).

-----------

¿Qué subyace en esta problemática? ¿Cómo solucionarlo? Es simple, el problema en sí es la fraudulenta utilización de una institución jurídica (anacrónica) para conseguir un fin que ya casi no hay otra forma de alcanzar; un fin que, en otro tiempo, se podía conseguir mediante métodos totalmente legales y que en un modelo utópico de la organización social sería innecesario totalmente.

El problema, pues, comienza en la existencia de esas ficticias fronteras, continúa este problema en la creación de cada vez más barreras para cruzar esas fronteras con papeles, si antes, una vez cruzadas de forma regular pero quedándose de forma irregular era posible la regularización por arraigo, en otras palabras, presentar tu contrato de trabajo y algo que demuestre que ya llevas equis cantidad de años viviendo en estas tierras era suficiente para que te entregasen un papel que no hacía otra cosa que regularizar (en otras palabras, vestir de legalidad) la situación en que vivías. Ahora no, puedes llevar veinte años trabajando, mejor dicho, siendo explotado, y no conseguir dicho papel, las regularizaciones fueron consideradas como causantes de un “efecto llamada”, ya que la gente planificaba de antemano ese viaje de turismo hasta a veces ya con un contrato de trabajo esperando regularizar su situación en algún momento... parece que esto no gusta, es mejor, para el gobierno, que quienes vienen así se queden como vienen, en este caso, siendo explotado ya sea por terratenientes, por empresarios sin escrúpulos (y perdón por la redundancia), por tratantes de blancas, por mafias en general... A todos les conviene que exista esta categoría de personas, que son los indefendidos por razón del miedo a la deportación (y explotables por su necesidad).

Ahora se copia el “modelo estadounidense” de conseguir la residencia, en otras palabras, el matrimonio por convivencia, ¿y por qué no? Se utiliza una institución-contrato que da la residencia de forma automática, obviamente se está utilizando en fraude de Ley, pues se busca, con una cobertura legal un objetivo prohibido (o, mejor dicho, conseguible mediante otro trámite mucho más engorroso y casi imposible), pero el problema no se acaba acá, sino que se acrecienta gracias a los que se lucran mediante el cobro a los futuros inmigrantes por realizar dicho matrimonio fraudulento, y ya no tan malo de quien lo hace alguna vez, medio para ayudar a alguien medio para conseguir un dinero, sino las mafias de “contactos” (muchísimas veces despachos de abogados) que se dedican a buscar gente con necesidad económica (que cobrar por nada unos tres mil euros no es poco ni mucho menos) para aprovecharse de quienes tienen una necesidad de migrar, ya sea por causas económicas como por seguridad o por lo que sea.

Así pues, se ha generado todo un negocio, en que mucha gente viene de forma fraudulenta, a fin y al cabo, entre otras cosas, porque no existe realmente un medio regular para la migración al nivel que los migrantes necesitan, y por otro lado, tenemos una legislación civil del matrimonio que permite que se “mal utilice” de esta forma.

¿Cómo solucionarlo? Abriendo las fronteras, ya no sería para nada necesario los matrimonios de conveniencia. Esto es totalmente utópico e irreal en el tiempo que vivimos, vaya, yo sí lo haría, pero dudo que la UE y el gobierno español estén demasiado de acuerdo con esta medida...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Jomra -

Sin salirnos del Matrimonio, es un contrato-institución con unos fines distintos al de legalizar la (in)migración, esa inmigración se debe hacer por unos causes previstos por otra normativa, si uno usa una norma para saltarse otra es que hay fraude de Ley, y si encima una persona se aprovecha económicamente de ese fraude se da una situación poco deseable (al menos en cuanto a lo jurídico), porque, además, hay una persona aprovechándose de una necesidad que encima un estado se niega a cubrir, más desastroso imposible, vaya... Lo de privatizar el Estado lo dejaré más bien por falta de tiempo para hacer otra entrada en esta bitácora, que en todo caso, es un tema curioso como para tratar ;).

Jomra -

Nada nada, así no llegamos a ninguna parte ¿Incentiva la mano de obra? ¿Pero es que las personas somos burros de carga o qué? Lo curioso es que el incentivo de la migración no está tanto en el país receptor como lo está en la necesidad de salir del país donde se vive, que son muchas las razones que obligan a una persona a salir de su hogar, y casi siempre (en el 99.99% de los casos) para vivir (o sobrevivir) hay que trabajar, no es que se vaya a trabajar (por el gusto de hacerlo), es que se debe trabajar para conseguir vivir (por la necesidad de hacerlo), y muchas veces, para vivir (o malvivir) tú y toda tu familia (que no es poco) las fronteras no son más que barreras idealizadas para controlar aún más a las personas, o mejor dicho, para revestir de legitimidad ciertas cuestiones tan inhumanas como son las guerras, tan ilógicas como son el impedir que una persona de un paso al frente (porque ya no estaría en su país, sino en el mío).

Jomra -

Por otra parte, el matrimonio en puridad no es un contrato (o no solamente es un contrato, mejor dicho), es una institución, no es que la auonomía de la voluntad lo regule primero y la Ley de una normativa subsidiaria, sino que es una institución de normas imperativas (la mayoría), en que los efectos son dados por la ley de plano, y como mucho, la Ley te dejará escoger entre las posibilidades que ella misma prevee (como, por ejemplo, el sistema patrimonial del matrimonio), las capitulaciones matrimoniales, muestra inequívoca de la autonomía de la voluntad, no va más allá de lo que la Ley expresamente prevee para su funcionamiento, ahí es al revez, es la autonomía (necesaria para que se de el consentimiento matrimonial) completamente subsidiaria (sin contar con el consentimiento) a la Ley.

Gustavo Rodríguez García -

La analogía entre empresarios e inescrupulosos resulta excesiva en una opinion cargada de un efecto postmoderno globalizador (o con mejor alcance terminológico "mundializador")El modelo de residencia es practico en cuanto permite: a) sistema de control de migrantes b) registro de ciudadania c) estadisticas oficiales d) incentiva la migración de mano de obra necesaria para la promocion de la inversion privada. Quizas la solucion no sea abrir las fronteras -no solo un imposible juridico sino filosofico- sino privatizar el Estado. A mi no me queda claro que se trate de un fraude a la ley (en tanto que lo fraudulento es un exceso del rigor normativo mas no una trasgresion del mismo) y en tanto los matrimonios por conveniencia (o los matrimonios en general) sean contratos regulados por la autonomia de la voluntad, la ley es simplemente supletoria en esos supuestos. Una regulacion que impida actuar estrategicamente maximizando beneficios individuales no solo atenta contra una politica modernizante sino que destruye todo incentivo para el fomento de mejores niveles de vida de los ciudadanos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres